8 jul. 2012

Two Heavens, Two Seas.
















   Un cielo y un mar que se unen dando lugar al infinito, no hay mejor manera de disfrutar del calor y del sol que el mar. Junto con mis amigas, nos fuimos en una pequeña embarcación a la zona suroeste de Gran Canaria. Playas solitarias y hoteles de alto lujo completaban el paisaje desértico que se mostraba ante nosotras.
   
   Un buen momento para relajarse y dar comienzo al verano.